El río Paraná continúa bajando y alcanzando marcas mínimas históricas. En el puerto de Santa Fe se registró una altura de 24 centímetros, tres menos que el viernes. Aguas Santafesinas (ASSA) pidió hacer un uso moderado del agua.

//Mirá también: Se viralizó video de derrumbe en la isla del río Paraná con el fuego prendido

El registro de los 24 centímetros fue informado por el Instituto Nacional del Agua (INA), que dio cuenta de la profunda bajante que sufre toda la región desde hace meses. Una de las zonas más afectadas es la del túnel subfluvial que conecta Santa Fe con Paraná, ya que allí se visibiliza sobre la superficie la manta protectora.

“Queremos transmitirle seguridad a los usuarios: donde se hace visible la manta, ya hay entre 12 y 18 metros de tierra por encima del viaducto”, apuntó hoy el Ente del túnel Raúl Uranga-Carlos Sylvestre Begnis.

En Paraná, el río tiene hoy una altura de -10 centímetros (por debajo de la altura sobre nivel del mar), lejos del límite de aguas bajas (2,30 metros), 1,25 metros menos que a principios de junio, y prevén que alcance niveles muy similares a los registrados en el año que más descendió en la historia.

En 1944, la situación fue peor que la actual: frente a Paraná, el río marcó 1,40 metros por debajo del cero, al igual que en Diamante (-1,29); y en La Paz (-1,08).

//Mirá también: En Rosario señalan que puede repetirse la bajante histórica del río Paraná

Consumo de agua en riesgo

ASSA advirtió que la extraordinaria bajante que está sufriendo el río Paraná hace necesario que los vecinos realicen un uso responsable y solidario del agua potable, a fin de hacer sostenible el servicio en estas circunstancias.

Para eso se recomienda:

  • No utilizar el agua potable en actividades que pueden postergarse, en particular las que demandan importante cantidad de agua: lavado de autos y veredas, riego de jardines etc.
  • Una manguera con salida continua de agua gasta 500 litros por hora: evitemos su uso. >> Sólo lavar las veredas utilizando baldes o mangueras provistas de sistemas de corte (gatillo o interruptores o pulsadores) para evitar el derroche.
  • Tampoco lavar vehículos ni arrojar aguas servidas a la vía pública.
  • Desengrasar la vajilla con la bacha llena de agua. Recién abrir la canilla para enjuagar.
  • Utilizar el lavarropas siempre con carga completa.
  • No debemos dejar que el agua corra innecesariamente al lavar los platos, al lavarse los dientes o al bañarse, una ducha de 10 minutos consume 80 litros de agua.
  • Controlar las pérdidas en canillas, tanques de agua y otras instalaciones, un depósito de inodoro con deficiencias desperdicia cientos de litros por día.