La Corte Suprema de Santa Fe confirmó que desde este lunes se termina el sistema de turnos para trámites judiciales en varias dependencias de la provincia. Así se retoma la modalidad de atención por orden de llegada, aunque se mantiene el protocolo sanitario para prevenir el contagio de COVID-19.

//Mirá también: En pandemia cayeron a la mitad los matrimonios y divorcios en Santa Fe

La medida se refiere al otorgamiento y certificación de poderes de profesionales, así como las Defensorías Civiles, los Registros Públicos (antes de Comercio) y los Registros de Procesos Universales. No obstante, mantendrán un monitoreo constante del funcionamiento del resto de las sedes en las que se mantiene la asignación de horarios previa por la web.

A través de un comunicado, la Corte destacó que el sistema de turnos “logró disminuir eficazmente la circulación masiva de personas en el ámbito tribunalicio”. Esto permitió evitar “eventuales focos de contagio” de coronavirus. Asimismo, remarcaron que la flexibilización es acorde a la política sanitaria vigente a nivel nacional en relación a la pandemia.

//Mirá también: Cambios en los trámites de adopción en Santa Fe

La resolución del máximo tribunal no afecta las medidas de prevención para frenar la propagación del COVID-19. De esta manera, las dependencias judiciales sigue siendo obligatorio el uso de barbijo en el ingreso, así como el distanciamiento social, el control de temperatura corporal y el lavado e higiene de manos con sanitizante y alcohol en gel.

La suspensión del sistema de turnos previos se pone en marcha el mismo día fijado para los cambios en el Transporte Urbano de Pasajeros (TUP). Con el mismo criterio en relación a la situación epidemiológica, la Municipalidad decidió incorporar 40 colectivos para el refuerzo de frecuencias, así como la ampliación de líneas.