El delantero cordobés recordó los consejos que le dio el "Huevo" cuando jugaron juntos en Colón.


Golpeado por la inesperada noticia de la muerte de su ex compañero en Colón, César Carignano publicó este lunes una carta para despedir a Julio Toresani en la que le deseó: “Descansá tranquilo y en la paz, que no tengo dudas, acabás de encontrar”.

“De una u otra forma todos buscamos la paz. Acá o donde sea. Y esa es una necesidad tan primitiva como personal. Es una tristeza que abofetea, que vulnera. Pero también es una elección con lecturas diversas”, sostuvo el cordobés luego de enterarse de que el “Huevo” había sido hallado sin vida en un departamento de la Liga Santafesina.

El ex delantero afirmó que “el fútbol no es la vida pero en algunas cosas se parecen demasiado”. A partir de esa comparación, elogió al fallecido entrenador y dijo: “Siempre entendió la cooperación como valor fundamenta, me consta, como también me constan sus saludables consejos para jugar solidariamente en las dos canchas“.

A la hora de trazar las diferencias, Carignano señaló que en el ámbito deportivo “siempre hay equipo, más allá de que no se consolide un grupo” y agregó en contraste que “sin grupo no hay equipo” en la vida. “Allí es donde aparece la compañía más detestable, la más cruel, la peor consejera: la soledad”, concluyó.

Retirado hace más de dos años, el goleador compartió plantel sabalero con Toresani a principios de los 2000. Por entonces el atacante recién empezaba su carrera profesional, mientras el mediocampista vestía por tercera vez la casaca rojinegra a 15 años de su debut en Unión, el clásico rival santafesino.





Comentarios