Bomberos tuvieron que intervenir en el domicilio este miércoles a la mañana y también este jueves a la madrugada. 


Luego del asesinato de un joven de Alto Verde en el marco de un tiroteo entre bandas, los Bomberos tuvieron que actuar en varias oportunidades en la zona por el incendio de la casa en la vivía el presunto homicida, que aún permanece prófugo.

El primer episodio ocurrió este miércoles por la mañana y se sospecha que luego de lo sucedido las personas que habitaban el lugar se fueron del barrio. Pero no todo quedó allí. En la madrugada de este jueves, la vivienda volvió a ser incendiada en otras dos ocasiones.

En las inmediaciones del inmueble había presencia de Prefectura Naval y efectivos de la Policía de Santa Fe que realizan operativos de identificación para dar con el mayor de edad buscado por el asesinato.

Vale recordar que el joven de 16 años, identificado como Lucas Grandone, falleció este miércoles de un disparo en el pecho en el marco de un enfrentamiento entre bandas. El adolescente había ido a un quiosco con un amigo y en ese momento recibió el balazo en el corazón.






Comentarios