El socialismo se mantiene como la única fuerza que no deberá resolver su interna en las primarias de abril.


A un mes del cierre para la presentación de listas en las elecciones provinciales, el Partido Justicialista (PJ) se mantiene como la fuerza con mayor cantidad de precandidatos a gobernador, aunque el kircnherismo sigue apostando a lograr acuerdos que reduzcan el número de competidores si no es posible la unidad.

La postura del Frente Unidad Ciudadana no sólo afecta los intereses de María Eugenia Bielsa y Omar Perotti, quienes desde hace un mes asoman como los postulantes de más alto perfil. A ellos se suma el diputado nacional Marcos Cleri, quien también quiere competir en las primarias de abril para ser el representante del peronismo y hasta ahora se mantiene firme en ese camino con la foto de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner como carta de presentación para la campaña.

En lo que atañe al macrismo, Cambiemos confirmó este martes que la disputa entre José Corral y Federico Angelini repercutirá en la estrategia del macrismo para las elecciones nacionales. La conducción de la alianza que lidera el PRO anunció que quienes se presenten como candidatos a gobernador no podrán hacerlo luego en las listas del oficialismo.

La resolución adoptada para “otorgar transparencia a los procesos” modifica el panorama respecto de la puja que se lanzó formalmente la semana pasada entre el intendente radical y el diputado provincial rosarino, quienes en ambos casos se mostraron dispuestos a llegar a un acuerdo antes del 22 de febrero.

Por el lado del Frente Progresista no hay margen para especulación más allá de quién será la persona que acompañe a Antonio Bonfatti en busca de su segundo mandato en la Casa Gris. El presidente de la Cámara de Diputados fue el primero en anunciar su precandidatura a principios de diciembre, meses después de que se frustrara definitivamente el proyecto reforma constitucional que podía abrir la puerta a la reelección del gobernador Miguel Lifschitz.




Comentarios