El ex mandatario socialista anunció que "es el momento de mirar hacia adelante y asumir nuevos desafíos".


Sin certezas todavía respecto de la posibilidad de una interna en el Frente Progresista Cívico y Social (FPCS), el ex gobernador Antonio Bonfatti confirmó este martes que competirá como precandidato en 2019 como representante del oficialismo en las elecciones provinciales.

Hoy les quiero decir que sí, quiero asumir el gran desafío de volver a ser el gobernador de Santa Fe”, manifestó a través de un breve video en el que ratificó los planes de la coalición respecto de la estrategia para asegurar la continuidad en la Casa Gris luego de descartar la reforma constitucional que habilitaría como postulante al actual mandatario Miguel Lifschitz.

Hace algo más de una semana, el presidente de la Cámara de Diputados no descartaba la chance de que el socialismo tuviera que dirimir la candidatura en las primarias. Mientras tanto, el rosarino dio el primer paso en ese camino y argumentó: “Valoro lo que hicimos; es el momento de mirar hacia adelante y asumir nuevos desafíos para el futuro”.

A poco de cumplir 68 años, Bonfatti picó en punta dentro del Frente Progresista con la aspiración de volver a ocupar el cargo que ostentó entre 2011 y 2015 como sucesor de Hermes Binner, primer gobernador socialista y a quien también acompañó en su etapa previa como intendente de Rosario.

Aunque el proceso electoral en la bota está marcado un margen importante de incertidumbre y ni siquiera se sabe en qué fecha se votará, el resto de las fuerzas también empezaron a alinear sus fichas sobre el tablero en los últimos días. El macrismo lo hizo el último sábado con una gran reunión en apoyo a la figura del diputado provincial Federico Angelini, mientras que el senador nacional Omar Perotti y la ex jueza Alejandra Rodenas se presentaron como referentes de un nuevo espacio conjunto en el justicialismo.






Comentarios