El gobernador estuvo esta mañana en la localidad de El Nochero y luego se desplazó hasta Santa Margarita donde se reunió con productores y vecinos.


El gobernador Miguel Lifschitz recorrió este miércoles las localidades de El Nochero y Santa Margarita, la zona más afectada por la emergencia hídrica. El mandatario provincial precisó que el panorama es difícil y además precisó que se tomaron medidas para asistir a los damnificados de la mejor manera.

“La situación es muy compleja, con familias que tienen agua en sus viviendas, con campos y zonas productivas inundadas, con productores que han perdido toda su cosecha y van a tener dificultades para arrancar de nuevo”, indicó el gobernador.

Lifschitz señaló que tras las intensas lluvias que azotaron fundamentalmente los departamentos de Vera y 9 de julio, se tomaron determinaciones “para asistir a las familias damnificadas y proteger los cascos urbanos”. Al mismo tiempo, también encararán “medidas de apoyo a productores”.

Al respecto, el mandatario provincial precisó que “la semana próxima” la ministra de Producción, Alicia Ciciliani para avanzar en la asistencia. Además mencionó que “se está trabajando en un proyecto definitivo con Santiago del Estero y el Chaco, sobre obras de fondo, que esperamos que financie el gobierno nacional”.

Lifschitz recorrió la zona afectada por las inundaciones en la zona noroeste. (Gobernación)

Lifschitz manifestó que “desde principios de los años 70 no había una situación parecida de precipitaciones tan intensas en tan poco tiempo”. Pese a esto, el jefe del Estado provincial mencionó que “no hay zonas urbanas afectadas”.

“Hay unas 50 familias evacuadas que pertenecen a parajes rurales y están todas en muy buenas condiciones”, añadió.

Vale destacar que en el departamento 9 de julio y en el norte del departamento Vera hay cerca de 300 mil las hectáreas afectadas por el fenómeno que comenzó a registrarse en el último trimestre de 2018 y aún hoy persiste, con precipitaciones excepcionales y escurrimiento de agua desde las provincias de Chaco y Santiago del Estero.






Comentarios