El gobernador de la provincia anticipó que la medida de Nación pegará fuerte "en el bolsillo de los trabajadores". 


Luego del anuncio de varias medidas del Gobierno nacional para paliar la crisis que se vive en el país, el gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se refirió a la quita de los subsidios al transporte y precisó que la determinación de Nación “va a tener un impacto muy duro” en la movilidad.

“Hoy no es un día de alegría para los argentinos porque estamos enfrentando un momento de dificultades en la economía, que no es una tormenta pasajera sino un temporal de largo alcance con consecuencias muy difíciles para los sectores populares”, dijo el gobernador en el marco de la inauguración de la obra de pavimento en avenida Blas Parera y Ayacucho, en la ciudad capital.

“Veníamos hace muchos años permitiendo que trabajadores y estudiantes puedan movilizarse hacia sus trabajos, lugares estudios con tarifas razonables”, señaló Lifschitz.

Acto siguiente, el gobernador santafesino anticipó que “la eliminación de estos subsidios van a tener un impacto muy duro sobre la movilidad de las personas pero sobre todo en los bolsillo de los trabajadores”.

Por último, Lifschitz sostuvo que a raíz de esta situación va a haber “dificultades en el horizonte que vamos a tener que afrontar desde los gobiernos provinciales en los próximos meses y años”.


En esta nota:

Politica Santa Fe Transporte


Comentarios