El Gobierno provincial convocó a las partes este miércoles, pero Festram alegó que no fueron notificados debidamente.


Este martes comenzó un paro de 72 horas en municipios y comunas de Santa Fe para exigir una recomposición salarial. La medida de fuerza se puso en marcha horas después del dictado de conciliación obligatoria por parte del Ejecutivo, el cual convocó a una reunión al día siguiente.

Las autoridades gremiales se inclinaron por el cese de actividades sin asistencia a los lugares de trabajo para “reducir la circulación y concentración” de personal frente a la pandemia de coronavirus. La iniciativa se había anunciado la semana anterior y quedó ratificada este lunes luego de una nueva reunión entre referentes de distintos puntos de la provincia.

Frente a esta situación, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Santa Fe llamó a las partes una audiencia por videoconferencia este miércoles a las 10 de la mañana. Sin embargo, la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) descartó dar marcha atrás con el paro y planteó que la notificación no les llegó en tiempo y forma.

En principio, la oferta presentada en el marco de la paritaria provincial con aumentos en base a sumas fijas escalonadas hasta noviembre no tuvo repercusión entre los gremios las administraciones locales. Además de rechazar los incrementos no remunerativos ni bonificables, denuncian que no hay avances en cuanto al pedido para actualizar las asignaciones familiares y mejorar los recursos para prevenir el contagio de COVID-19.




Comentarios