La medida rige por tres meses desde abril para apuntalar el trabajo de instituciones de bien público.


Además de ser el escenario de un nuevo round entre el Frente Progresita y el peronismo, la Cámara de Diputados de Santa Fe aprobó sobre tablas la propuesta de donar la mitad de sus sueldos para terminar con la epidemia de coronavirus. Los senadores confirmaron que adoptarán la resolución al pie de la letra.

Después de una convocatoria en redes sociales a un cacerolazo para reclamar recortes de parte de los funcionarios, en la Legislatura tomaron nota y la medida regirá por tres meses como un aporte para frenar la propagación de COVID-19.

A diferencia del clima tenso que predominó en el recinto más adelante, la iniciativa que se trató ni bien se sentaron los diputados recibió apoyo unánime. Previamente los presidentes de todos los bloques se habían pronunciado a favor del proyecto, aunque luego las aguas se dividieron a la hora de abordar la Ley de Necesidad Pública.

“Es un momento extraordinario que necesita de gestos y acciones. El esfuerzo de todos es lo que nos hará más fuertes”, afirmó el presidente de la Cámara baja, Miguel Lifschitz, antes del debate. En cuanto al destino de las donaciones, los legisladores decidieron dirigirlas a entidades bien público hasta entrar en receso parlamentario.




Comentarios