En el marco de la emergencia sanitaria por la epidemia de coronavirus, el Gobierno de Santa Fe anunció este miércoles el fortalecimiento alimentario en la provincia a través de los comedores de diferentes organizaciones en todo el territorio.

Organizaciones y movimientos sociales, parroquias y pastores figuran entre los nexos a los que apela la Casa Gris para afrontar la crisis que se desató por el brote de COVID-19. En este sentido, señalaron en particular a las familias que tenían "su sustento en salidas diarias, changas y distintas actividades" limitadas por el aislamiento obligatorio vigente.

"Para poder continuar el aislamiento necesitamos que en cada hogar haya el alimento que se traía, por eso este refuerzo que ha comenzado en el Gran Rosario y en la ciudad de Santa Fe", detalló el gobernador Omar Perotti sobre las nuevas medidas.

Además de las organizaciones no gubernamentales, el mandatario incluyó entre los destinatarios a "cada uno de los municipios y comunas" de la bota. En este sentido anticipó que recibirán "un refuerzo a través de partidas con recursos para la compra directa en su territorio".

Por otra parte, el rafaelino consideró "muy valorable" el "alto porcentaje de acatamiento" del decreto presidencial en Santa Fe para prevenir la propagación del virus. "Queremos que se continúe de esta manera y que no haya motivos para salir", manifestó.