Si bien el trabajo que desarrollan los agentes de policía está dentro de las excepciones que define el decreto presidencial de aislamiento obligatorio y deben reportarse a cumplir funciones, el titular de la fuerza en Santa Fe confirmó que hay 600 efectivos que no pueden realizar la labor ya que están en cuarentena.

Víctor Sarnaglia, jefe de Policía, dijo que en la mayoría de los casos los uniformados que no están en las calles fueron licenciados por haber regresado de algún viaje en el exterior.

En declaraciones a la emisora LT10 Sarnaglia indicó también que del grupo de 600 agentes licenciados "hay 200 que forman parte de los grupos de riesgo" por eso fueron enviados a casa.

El funcionario policial ratificó lo que ya se puede ver en las calles y rutas de la provincia, sobre el control que se puso en marcha para evaluar los argumentos de quienes circulan en la vía pública para fomentar que quien no tenga motivos justificados en el decreto, regrese a sus hogares.

"La policía ha tenido más de 200 intervenciones judiciales con gente que no acataba las medidas de cuarentena", precisó sobre la tarea realizada en la última semana, antes de la definición de la cuarentena total.

"Es triste, pero parece que los argentinos para todo necesitamos un decreto", añadió Sarnaglia sobre la actitud de la población en el primer día de vigencia de la medida establecida por Nación.