Antes aprobó una ordenanza de emergencia que impide los despidos e insta a la intendenta a cumplir con las leyes.


El Concejo Municipal de Ceres resolvió acatar la conciliación obligatoria impuesta por el Ministerio de Trabajo en el marco del conflicto laboral con 44 trabajadores, hecho que mereció que la Federación de Trabajadores Municipales (FESTRAM) destacara su actitud.

Vale señalar que a finales del año pasado había aprobado una ordenanza que declaraba la Emergencia Social a partir de la cual se impedía el despido de personal municipal.

La localidad del departamento San Cristóbal está en conflicto desde diciembre pasado, luego de que al momento de asumir, Alejandra Dupouy (FPCyS) tomó la decisión de revisar la situación de 27 trabajadoras y 17 empleados, afirmando que lo había decidido su antecesor, Camilo Busquets (PJ), luego de perder las elecciones. 

El Sindicato local, SITRAM, acompañado por FESTRAM inició medidas de fuerza y movilización en reclamo de la reincorporación de los 44 a la planta permanente.A comienzos de este mes, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, la que fue acatada por el Sindicato, mientras la intendenta aún no participó de ninguna reunión y no cumplió con los alcances de la resolución ministerial. Mientras daba el ausente en la búsqueda de soluciones al conflicto, Dupouy, anunciaba públicamente la revisión de 20 casos, desconociendo el ámbito ministerial y más aún, generando un conflicto institucional con el Concejo Municipal de la ciudad.

Los 44 empleados municipales cuya situación laboral ha generado el conflicto en Ceres

Desde FESTRAM emitieron un comunicado en donde destacan lo hecho por el cuerpo legislativo y sostiene que “se espera una urgente reflexión de la Intendenta Municipal para establecer mecanismos de diálogo en los ámbitos pertinentes“.

Por otra parte, la FESTRAM indica que “aunque la situación se agudiza en la localidad de Coronda, por el insoportable retraso salarial, Casilda y San José del Rincón fueron encontrando soluciones parciales que permitieron suspender las medidas. Ahora el conflicto de Ceres, no es económico sino social, cuya falta de solución puede arrastrar el conflicto Provincial, alimentado por la falta de convocatoria a Paritaria reclamada en el mes de enero por FESTRAM”.




Comentarios