La federación que nuclea a municipales de la provincia denunció irregularidades en Funes, Ceres, Coronda y Casilda, entre otras localidades.


Empleados municipales reunidos en la Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram) se encuentran en estado de alerta y movilización por serios atrasos en el pago de los salarios y aguinaldo de varias localidades.

Así lo expresaron en el último plenario de los secretarios general,es en el que también se debatieron estrategias sindicales frente a la crítica situación de muchas administraciones locales. A su vez suspendieron las protestas en las rutas de todo el territorio santafesino, a la espera de medidas de auxilio que podrían otorgarse como más fondos de Obras Menores, refinanciamientos de anticipos de coparticipación y distribución de fondos del tesoro nacional.

Concretamente los mayores conflictos se están dando en las localidades de San José del Rincón, Casilda, Coronda, San Javier, Carcarañá y Funes, que padecen la falta de cobro de sus salarios en tiempo y forma.

Por otro lado, el gremio denunció un supuesto accionar arbitrario de las Municipalidades de Coronda, Ceres y Funes. Indicaron que las mismas están realizando despidos de personal de planta permanente, contratados y con locaciones de servicios. “La baja de los contratos se realizó en forma unilateral y haciendo revisiones sobre Actos realizados por Administraciones”, indicaron desde el gremio.

Es por ello que se realizaron gestiones ante la Secretaría de Regiones, Municipios y Comunas, así como también presentaciones en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Provincia.




Comentarios