El rosarino sostuvo que son "medidas que van en contra de las queanunció el propio Gobierno unos meses atrás".


El gobernador Miguel Lifschitz minimizó el anuncio de nuevos subsidios nacionales para el transporte de pasajeros en Rosario y otras ciudades del interior del país. “No se cómo lo van a impementar porque no hay tiempo. Creo que llegan tarde“, manifestó este jueves a la hora de criticar la administración macrista.

A diferencia del tono optimista con el que recibió la noticia la intendenta Mónica Fein, el titular de la Casa Gris cuestionó la decisión tomada “a tres meses del final” del mandato del presidente Mauricio Macri. A esto agregó: “Esto no es algo que se organiza semana a semana, se necesita una proyección a largo plazo”.

Luego de anunciar por su parte un refuerzo presupuestario para las áreas de Salud y Desarrollo Social, el socialista consideró “sorprendente” el giro en la política de Cambiemos respecto la asistencia financiera para sostener los sistemas de colectivo urbanos e interurbanos. A la hora de analizar la cuestión, consideró que las medidas “van en contra de las que anunció el propio Gobierno unos meses atrás” al recortar las partidas.

Lifschitz apuntó que el anterior esquema de subsidios para el transporte de todo el país regía “desde hace más de 20 años“. De esta manera reiteró su rechazo frente a dicho ajuste y planteó: “Obligó tanto a provincias y municipios como a ciudadanos comunes a hacer un gran esfuerzo”.




Comentarios