El gobernador se refirió al diálogo con Omar Perotti luego de una reunión privada en torno al traspaso de mando.


El gobernador Miguel Lifschitz confirmó este miércoles que está dispuesto a dejar el proyecto de Presupuesto 2020 en manos de la nueva gestión a partir de diciembre. El mandatario provincial opinó que la postura de su sucesor Omar Perotti es “razonable” y así hizo lugar al pedido de la oposición.

En la antesala de la paritaria técnica para negociar el pase a planta de trabajadores estatales, el diputado provincial electo brindó nuevos detalles sobre su contacto con el rafaelino sobre ese conflicto y acordaron la continuidad de algunas licitaciones en medio de la crisis económica.

En seguridad no avanzamos demasiado porque no conocemos a los integrantes del nuevo gabinete”, apuntó el socialista sobre el diálogo. Al margen de los chispazos entre miembros de su gabinete y los asesores del futuro gobernador, consideró que “la provincia está sólida” en medio de la larga transición que empezó con el triunfo peronista en junio.

“Estamos priorizando el gasto e intentamos acotar todo gasto que no sea indispensable y no tenga que ver con las áreas sociales”, reiteró el exintendente rosarino sobre el ajuste forzado por la devaluación tras las primarias nacionales. De la misma manera afirmó que sostendrán la obra pública hasta el final de su mandato.




Comentarios