La Cámara Argentina de la Construcción confirmó que mantendrá reuniones quincenales con el Gobierno provincial.


Pasada una semana de incertidumbre económica posterior a las primarias nacionales, la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) advirtió que teme una disminución en el ritmo de la obra pública en Santa Fe y este martes estimó que hay “entre 1.500 y 2.000” puestos de trabajo en juego.

“Entendemos a los proveedores. Hoy no hay precios de referencia y varios insumos se mueven con las devaluaciones”, remarcó Rubén Llenas a partir del trabajo de la comisión de seguimiento de la entidad. Si bien admiten que la provincia es “una jurisdicción que ha tenido mucha inversión“, anticipan que será difícil garantizar la continuidad laboral si no se activan nuevos proyectos.

Del otro lado de la mesa de diálogo, el ministro santafesino Pedro Morini concedió que el escenario es “bastante complicado” por la pérdida de recursos. Ante la consulta de LT8, aclaró que “la mayoría de las grandes obras están terminadas”, pero al mismo tiempo anticipó meses difíciles para sostener la actividad ante la caída de la recaudación y la falta de fondos que adeuda la Nación.

Desde la CAC aclararon que todavía no se contactaron con el equipo del gobernador electo Omar Perotti porque están “trabajando en la coyuntura”. Sobre la relación con autoridades del Gobierno de Santa Fe, Llenas anunció que pasarán a mantener encuentros quincenales y ponderó que las reuniones “son muy positivas” porque “están todos los actores necesarios para darle transparencia” a las inversiones del Estado.





Comentarios