El insólito accidente dejó a Yasmín de 10 años en terapia intensiva. Volví a nacer, dijo.


Si bien se sigue recuperando, Yazmín Ausburguer volvió esta semana a su escuela después de un largo período de convalecencia. Se trata de la niña de 10 años que en noviembre del año pasado fue noticia al caerse del cuarto piso de un hotel durante un viaje de estudios.

Yo tengo dos cumpleaños: uno es el 22 de noviembre, ese fue el día que volví a nacer. El otro cumpleaños es el 11 de junio”, dijo la pequeña a la cámara de un medio de Reconquista, la ciudad donde vivo, que la visitó en su casa.

Al parecer el plan de los especialistas que siguen de cerca la evolución de la nena es que las actividades escolares las vaya haciendo de manera progresiva “Está en un proceso largo en este momento, la parte difícil ya pasó cuando estuvo en Terapia Intensiva, y ahora la recuperación es el proceso largo”, dijo su mamá.

El hecho conmovió a todos por lo extraño. La niña estaba alojada con sus compañeros en el Hotel Castelar de calle 25 de Mayo al 2300 y cerca de las 2 de la mañana un cuidacoches fue el el la vió caer al vacío sobre la cortada Falucho.

La madre de Yazmín luego contaría que al parecer la niña quería dormir con la ventana abierta porque tenía miedo, se trabó la persiana, se trepó para colocarla en su riel y ahí fue cuando se precipitó al vacío. La pequeña sufrió fractura expuesta de tibia y peroné, fractura de pelvis y sacro, y neumotórax lateral pulmonar.





Comentarios