Vecinos repudiaron el accionar del cuerpo médico y aseguraron que la atención en el centro de salud es deficiente. 


Una multitud de vecinos de la localidad de Laguna Paiva se manifestó este sábado por la tarde en la puerta de un centro de salud local tras la muerte de un niño de once meses que padecía afecciones y terminó perdiendo la vida.

En diálogo con Aire de Santa Fe, Miguel Ángel Acevedo, padre de Edras, aseguró que iniciará acciones legales contra el personal médico del centro de salud por la muerte de su hijo.

El pequeño fue atendido en ese lugar en varias ocasiones por un cuadro febril pero desde el Samco local no supieron dar un diagnóstico certero, según firmó el padre del menor. Los últimos días de la semana pasada, el pequeño fue fue derivado de urgencia al hospital Iturraspe de nuestra ciudad y luego al Hospital de Niños, donde finalmente falleció.

“Nunca supieron decirme qué tenía. En el Samco le inyectaron decadron y otras cosas que no son aptas para chicos”, expresó aún conmocionado Miguel Ángel.

No es la primera vez que hay reclamo en ese centro de salud. Anteriormente otros padres denunciaron una deficiente atención en ese lugar.

Como si fuera poco, el padre del niño también señaló que Edras no contaba con el calendario vacunatorio completo, ya que desde el mismo centro de salud no tenían las dosis suficientes.

A raíz de lo sucedido vecinos se congregaron este sábado por la tarde en la puerta del Samco. En esa oportunidad, el papá de Edras tuvo la oportunidad de hablar con la directora del efector, la que aseguró desconocer lo que pasó con el pequeño porque “no podía estar las 24 horas en el Samco”.




Comentarios