Este jueves la fiscal del caso recibió a la familia de la víctima para informar cómo va la investigación. 


El asesinato de Diego Román aún conmociona a Recreo y con el paso de las horas se conocieron detalles de la muerte del nene, que fue hallado muerto en un cañaveral de una zona rural de la localidad.

La familia junto a vecinos y amigos realizaron una marcha este miércoles para pedir justicia y este jueves fueron recibidos por la fiscal Ana Laura Gioria para informarse sobre cómo se encuentra la investigación.

En paralelo la autopsia arrojó que el cuerpo del menor presentaba múltiples heridas de arma blanca y que fueron practicadas con diversos tipos de elementos cortantes. Esto fue refrendado por el Jefe del Cuerpo Médico Forense, Pascual Pimpinela.

“Tenía múltiples lesiones en toda la zona corporal y eso está totalmente documentado. Hay zonas mutiladas del cuerpo. No tengo registrado de un caso así”, sostuvo sorprendido el forense.

“Merece toda la investigación científica. Llevo más de tres mil autopsias y nunca vi algo así”, dijo Pimpinela al sitio Aire de Santa Fe.

El especialista confirmó que Román podría haber sido asesinado “de 24 a 36 horas” antes de la realización de la autopsia. “Sería la noche del jueves a noche del miércoles”, dijo.

La causa aún no cuenta con imputados a pesar de que el lunes se realizaron allanamientos en diferentes lugares y viviendas de la localidad de Recreo. La Justicia investiga a la familia ya que existirían conflictos entre el padre y la madre del joven.

La madre del menor, María, contó que se separó del padre de Diego hace cuatro años y ambos formaron pareja por su lado. Durante ese tiempo mantuvo contacto con sus hijos hasta que, según describió, desde hace cinco meses ese vínculo se cortó. Es el mismo tiempo que lleva su ex marido con su nueva mujer.






Comentarios