Este lunes comenzó un fuerte operativo en la ciudad santafesina para tratar de esclarecer el homicidio.


La quinta jornada de investigación sobre la muerte de Diego Román comenzó este lunes con una serie de allanamientos en Recreo para esclarecer el crimen. En paralelo, algunos indicios procedentes de la autopsia apuntan a que trataron de descuartizar el cadáver luego de matar al niño desaparecido.

La PDI fue a inspeccionar un galpón rural por la mañana. (@lt9lider)

Unos 50 policías empezaron a trabajar a primera hora en la localidad ubicada al norte de Santa Fe, donde vecinos y familiares marcharon para pedir justicia el día anterior, ya que no había personas detenidas por el aberrante homicidio. Los uniformados fueron a revisar la zona rural este de la ciudad e incluso utilizaron perros rastradores de la agrupación que intervino para auxiliar a las víctimas de la explosión en Salta 2141, según detalló FM Power.

Sin declaraciones oficiales sobre la pesquisa a cargo del fiscal Andrés Marchi, el preinforme forense entregado al funcionario es una de las piezas clave en la causa para dilucidar sospechas macabras en torno al asesinato. En relación a dicho estudio, fuentes consultadas por el diario UNO apuntaron que el cuerpo presentabas heridas compatibles con un intento de amputar sus extremidades. Aparentemente la necropsia también arrojó que al niño le habían mutilado los genitales.

La búsqueda de nuevas pruebas por parte del Ministerio Público de la Acusación (MPA) incluyó un galpón en el que ingresó personal de la Policía de Investigaciones (PDI). Cabe recordar al respecto que otra hipótesis abierta en relación al homicidio es que el nene de 12 años pudo haber sido asesinato en otro lugar diferente del descampado donde hallaron sus restos.






Comentarios