El Gobierno provincial retiró de su hogar a los hermanos del niño después del oscuro episodio.


Pasados tres días desde que se confirmó el asesinato de Diego Román, desaparecido el último miércoles cuando salió de la escuela, la comunidad de Recreo está lejos de recuperar la calma. Sin ir más lejos, el intendente Omar Colombo afirmó este domingo que “hay un asesino suelto” en la ciudad.

El titular de la Municipalidad participó por la mañana de una tensa marcha en reclamo de justicia por el homicidio del nene de 12 años. En medio de las críticas hacia la policía y la falta de respuestas sobre las circunstancias en las que desapareció y fallció el menor, el dirigente aseguró: “Estoy en contacto con funcionarios del Ministerio de Seguridad para exigir que el crimen se resuelva lo antes posible“.

Los vecinos llevaron carteles y criticaron la actuación policial. (@jufarus)

En el marco de una causa en la que hasta el momento se mantienen bajo reserva las medidas y las hipótesis que baraja el fiscal Andrés Marchi, los trascendidos sobre el preinforme de la autopsia en la víspera sólo echaron más leña al fuego. Según informó Aire de Santa Fe, la procesión comenzó en el establecimiento donde cursaba “Dieguito” y pasó por el campo donde hallaron su cadáver desnudo y con múltiples heridas.

En la charla con los vecinos preocupados que piden el esclarecimiento del caso, Colombo anticipó que pedirán un refuerzo de la refuerzo policial en Recreo “para mejorar la tranquilidad” y admitió: “No la vamos a tener hasta que arresten al responsable“.

Después de las denuncias de la mamá del nene por el supuesto maltrato que sufrían tanto él como sus hermanos, la Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia intervino para llevarse a los menores de la casa del padre y de su madrastra. A su vez, el intendente adelantó que este miércoles tiene prevista una reunión con representantes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) para saber cómo sigue la pesquisa.






Comentarios