En paralelo con el final de su gestión, el gobernador espera un "final abierto" de las elecciones nacionales.


A un mes de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso) en el país, Miguel Lifschitz afirmó este martes que ya tomó contacto personal con el gobernador electo Omar Perotti para facilitar el traspaso. Si bien ya hubo reuniones entre sus respectivos equipos técnicos, el mandatario saliente ratificó así que ambos protagonistas trabajarán a la par hasta fin de año.

“Estamos gobernando hasta el 10 de diciembre y haremos una transición muy ordenada como corresponde“, sentenció el titular de la Casa Gris desde Rafaela, donde se sumó a las actividades para celebrar el Día de la Independencia.

El ex intendente detalló que mantuvo “algunas charlas” con su sucesor, cuyos representantes habían solicitado antes una auditoría de las cuentas de la Casa Gris. En ese sentido, adelantó que los acuerdos de financiamiento que selló durante su gestión “beneficiarán al próximo gobierno”, así como el pago de la deuda que la Nación mantiene con Santa Fe por retracción indebida de fondos coparticipables.

De cara a las elecciones nacionales en las que apoya la precandidatura presidencial de Roberto Lavagna, el dirigente socialista consideró que el final de la campaña “está abierto”. Aunque elogió la propuesta del ex ministro de Economía como una “alternativa” frente a la grieta, reconoció que al igual que hace dos años, se presenta “un escenario muy polarizado”.






Comentarios