La policía sospecha que el conflicto surgió tras el ataque a balazos que sufrió "Nano" Leiva la semana anterior.


La buena noticia futbolística que recibió Colón tras eliminar a River de Uruguay en Copa Sudamericana quedó opacada este martes a la noche por la denuncia de enfrentamientos con heridos entre miembros de la barra brava.

Al menos tres mujeres fueron atendidas de urgencia a raíz de las peleas que se desataron a pocas cuadras del Cementerio de los Elefantes. Una de ellas tiene 47 años y debió ser intervenida quirúrgicamente en el Hospital Cullen por múltiples lesiones de arma blanca en el abdomen y el pecho. Mariana G. fue identificada como familiar de Manuel Orlando Leiva, señalado como el jefe en las tribunas sabaleras.

A “Nano” lo habían atacado a balazos la semana anterior y el último lunes fue internado nuevamente. Esta vez los médicos del centro de salud también tuvieron que atender a su cuñado Alejandro Rodríguez, a quien acribillaron en el Fonavi San Jerónimo. El hombre de 48 años recibió disparos en el brazo, la mano, el muslo y el hombro e incluso sufrió una fractura.

Fuentes oficiales agregaron que más tarde hubo una tercera víctima pariente del “Chuky”, otro miembro rival dentro de la barra del Negro. A diferencia de los casos anteriores, Camila Ríos. ingresó al Samco de Santo Tomé con heridas cortantes en el tórax y el brazo izquierdo. La tía del sospechoso antes mencionado también fue hospitalizada en el Cullen luego de recibir una puñalada en el abdomen. Según informó el diario UNO, Mariana G. permanecía en terapia intensiva con pronóstico reservado.




Comentarios