Los jardines maternales que administra la Municipalidad de San Rafael sumaron una sala de musicoterapia.

La nueva propuesta funciona en el CIC del barrio El Sosneado y trabaja con los niños derivados por los profesionales que necesiten acceder a este servicio.

//Mirá también: Lanzaron una campaña para detectar a personas que padecen psoriasis y tratarlos de manera temprana

Para poner en marcha la nueva especialización incorporaron instrumentos musicales xilófonos, teclados, metalofones, guitarras, ukeleles, tambores y bombos.

“En esta nueva sala se trabaja con los chicos derivados por los profesionales que sugieren estas terapias, que se utilizan para la estimulación del lenguaje, discapacidad y demás”, explicó la coordinadora de los equipos técnicos de los SEOS, Johana Tolú.

Es la única sala pública de la región que cuenta con este servicio, que puede ser utilizado por los más de 2 mil niños que asisten a los SEOS.

“Es una herramienta más que se le brinda a las familias desde el municipio para acompañarlos durante el desarrollo de los pequeños. Un tratamiento particular de este tipo es muy costoso, este espacio público nos permite poder brindarlo de manera gratuita”, agregó Tolú.

La musicoterapia apunta al uso de la música y sus elementos para abarcar las necesidades de cada persona, estimulando las habilidades cognitivas, sensoriales, comunicativas y físicas.

//Mirá también: Cuatro empresas interesadas en la reconstrucción de la plaza en Cuadro Nacional

“Se trabaja con niños de 0 a 3 años, y es un proceso que comienza con una evaluación sobre las necesidades del niño. Se trabaja como cualquier terapia, salvo que las herramientas son los instrumentos musicales”, comenzó Ayelén Chimeno, encargada de la sala.

Dependiendo de la necesidad de cada niño, los tratamientos se pueden abordar de manera individual o colectiva.