La joven fue una de las 15 víctimas de la tragedia de la Cuesta de los Terneros que ocurrió en junio de 2017.


“Cada uno hace el duelo de distinta forma”, dijo Roque Arias dos años atrás y en este 2020, cuando está cerca de cumplirse el tercer aniversario de la tragedia de la Cuesta de los Terneros, el papá de Valentina, una de las 15 víctimas de aquel accidente, supo transformar el duelo en esperanza.

Pintaron un mural gigante de Valentina donde sueñar con levantar una escuela de baile.

Parados frente al mural que inmortaliza a la jovencita que falleció en la tarde del 25 de junio de 2017, Roque, su esposa, la abuela de Valentina y la hermana grabaron un video que difundieron por las redes sociales en el que dejaron en claro que contra viento y marea, van a abrir una escuela de danzas en honor a las víctimas y en particular para recodar por siempre a Valentina.

Roque aseguró que “es algo inexplicable lo que extraño a Valentina, era una luz”. El papá de la joven no dudó en remarcar que la familia tiene sueños “de terminar y poder tener chicos bailando y danzando como Valentina amaba”.

Va ser tu escuela, la escuela Valentina Arias. Es un homenaje para mi princesa”, afirmó la abuela.

El jueves 25 se cumplirán tres años del mayor siniestro vial que conoció el sur mendocino. El choque y vuelco de un colectivo con un contingente del estudio de danzas Soul Dance de Grand Bourg, Buenos Aires, integrado por niños, adolescentes y algunos adultos.

La tragedia de la Cuesta de los Terneros dejó un saldo fatal de 15 muertos (14 pasajeros y un chofer) y entre los sobrevivientes hubo 21 personas heridas, varias de las cuales quedaron con secuelas de por vida, como el caso del profesor Claudio Sosa o Priscila Alaniz que terminaron en silla de ruedas.




Comentarios