Es para que no lleguen foráneos al departamento y eviten los controles sanitarios. Hay dos rutas bloqueadas.


Dentro del paquete de medidas preventivas por el coronavirus y con el fin de hacer cumplir el aislamiento social y obligatorio, el intendente Juan Manuel Ojeda decidió blindar a Malargüe pero de manera literal y  ordenó bloquear los caminos de ingreso al departamento.

La disposición comenzó a ejecutarse el fin de semana. Con maquinaria pesada levantaron barricadas de tierra en las rutas provinciales 180 y 186 y las dejaron intransitables.

La intención del jefe comunal es concentrar la circulación de los viajeros en la ruta nacional 40 para que nadie evite los controles sanitarios y puestos de desinfección de vehículos que están apostados a la altura del barrio Virgen de los Vientos y sobre el puente del Río Malargüe.

Gabriel Ferrero, secretario de Servicios Públicos aseguro que “esta medida es algo que la opinión pública viene reclamando”.

Además sostuvo que “este procedimiento fue debatido en reunión de gabinete donde se tomó la decisión de bloquear los ingresos”.

Para llevar tranquilidad a los habitantes de la zona rural, aclararon que las barricadas están hechas en los límites con otros departamentos para que los vecinos puedan llegar a la ciudad y aprovisionarse con lo que necesiten.

Por último el funcionario le pidió a la comunidad que por favor no viajen. “La gente se traslada en menor medida, pero aun así lo siguen haciendo”, indicó.

Fuente: Municipalidad de Malargüe




Comentarios