La temperatura máxima comenzará a ascender nuevamente.


El Servicio Meteorológico Nacional anuncia un fin de semana más cálido pero se mantiene el pronóstico de lluvias.

Este viernes la probabilidad de tormentas aisladas y chaparrones se mantendrá durante toda la jornada. La máxima no superaría los 26 grados.

El pronóstico prevé para el sábado una temperatura máxima de 30 grados, cielo nublado y probabilidad de lluvias.

En tanto el domingo se mantendrá la nubosidad pero no habría lluvias y la máxima aumentará levemente, se prevé que el termómetro llegará a los 32 grados.




Comentarios