Se puso en práctica en 14 escuelas secundarias de San Rafael.


En un trabajo conjunto entre la coordinación municipal de Juventud y el Instituto de Mediación Municipal, se llevó adelante un programa para fortalecer la cultura del diálogo como instrumento para resolver conflictos que puedan aparecer o existan entre los alumnos de las escuelas secundarias.

El programa “Diálogo Joven” que comenzó en agosto se llevó a cabo en 14 escuelas secundarias de San Rafael.

La iniciativa surgió desde el ámbito docente y apuntó a posicionar la palabra por sobre la violencia y las discusiones. Una de las primeras lecciones que reciben los estudiantes, es la enseñanza de estrategias de resolución pacífica de conflictos y el abordaje de problemas.

Las exposiciones estuvieron a cargo de Natalia Acosta en la temática de las emociones, Silvana Moreno en comunicaciones y Roxana Vignardi y Ana María Spagnolo en mediación escolar y mediación penal.

“Vivimos a diario escenarios de mucha violencia en las calles, en los lugares de trabajo, en la familia y en las escuelas. Hay una gran preocupación por parte de la comunidad educativa y un deseo de ayudar a bajar los niveles de conflictividad para resolver los entredichos pacíficamente”, sostuvo la licenciada Natalia Acosta.

La reconocida profesional añadió que “día a día – a veces sin saberlo – debemos resolver conflictos. La resolución de todos, o algunos de ellos, está directamente ligada a nuestra capacidad de autogestionar las emociones, permitiéndonos conocernos mejor a nosotros mismos y poder ponernos en el lugar del otro”.

Por su parte, Matilde Pronoto, del área de mediación de la comuna, sostuvo que “la experiencia ha sido excelente ya que los chicos están muy interesados; se les brindan herramientas para abordar los problemas que surgen en las escuelas, tratando de resolverlos mediante herramientas de diálogo pacífico.

En las distintas jornadas, las alumnas y los alumnos compartieron sus experiencias y pusieron en práctica lo que aprendieron sobre la resolución de los inconvenientes en las aulas.

“Veíamos que muchos chicos no resolvían sus problemas y los profes nos hablaban de broncas y enemistades. Este es un trabajo que apunta a superar esas instancias y lograr una mejor convivencia”, explicó el titular del área de juventud, Javier Marino.


En esta nota:

Educación Charla


Comentarios