Los apuñaló, escapó y se fue hasta la casa de su ex mujer para revelarle lo que había hecho. Los detalles. 


El doble crimen de María Elisa Rafaelle (64) y Pablo Caputa (37), madre e hijo, conmocionó en la tarde de este miércoles a la tranquila ciudad de Pergamino, en el norte bonaerense. El único implicado en el hecho es José Rojas (35), ex marido de la pareja de Caputa, con quien habría discutido instantes previos al crimen.  

Según publicó Infobae, Rojas se dirigió a hasta la casa de Caputa con la excusa de dialogar y olvidar viejos rencores, pero en su lugar agarró un cuchillo y terminó por apuñalarlo. 

Las heridas en los brazos de Rojas que confirman su autoría.

Su madre corrió para escapar y pedir ayuda. Sin embargo, la alcanzó en el garaje de la vivienda familiar, por Conscripto Silva y Maipú, y también la mató. Minutos después de cometer el asesinato, tomó el celular de Caputa y publicó un mensaje en una cuenta de Facebook trucha, asociada con él, para inculpar a la pareja y que lo consideraran “otra víctima”. 

“Esta chica llamada X anda diciendo que sale conmigo. Tengan mucho cuidado, muchachos. Es una mala persona, mala madre, le gusta salir con cualquiera. Al marido lo hizo echar de la casa y le niega ver a sus hijos, siendo él un buen padre, trabajador y que nunca les hizo faltar nada. Compartan en todas las redes sociales”, escribió.

Las heridas en los brazos de Rojas que confirman su autoría.

Otro de los indicios que habría dejado Rojas, según los investigadores, es que tras cometer el crimen salió gritando: “Ahí maté a tu novio y a tu suegra”. Un vecino lo escuchó, pero no lo asoció y tampoco lo denunció. La investigación está a cargo del fiscal Alfredo Villalba, titular de la UFI Nº 5, quien acudió al lugar junto a los instructores Rita Huerta y Guillermo Pascual. En la vivienda de Rojas encontraron la moto con la que se habría movilizado y ropa y zapatillas con sangre

La policía también secuestró dispositivos celulares para peritar. Uno de ellos sería de la víctima, con el cual publicó en Facebook e intentó desligarse del crimen. Los cuerpos fueron encontrados pasadas las 16 luego de que Natalia Caputa, hija de María Elisa y hermana de Pablo, se comunicara con la seccional al no poder contactarlos. Todos los indicios apuntaron enseguida a Rojas. 






Comentarios