La secretaria general de ATE confió que la justificación que le dieron fue que "algunos no cumplen con los requisitos de los jefes". 


La recomposición salarial acordada para los municipales ha despertado polémica en los últimos días. Previo al pago que debía efectuarse hace una semana, algunos trabajadores manifestaron que recibieron llamados extorsivos pidiendo que se desafiliaran de ATE para poder cobrarlo. Y en total son unos 38 empleados los que aún esperan por el depósito.

Lo cierto es que a la ya tensa situación se sumaron las explosivas declaraciones de la secretaria general del gremio, María Eugenia Bravo, que después de concertar una reunión con el director de Recursos Humanos, Pablo Fernández, no vaciló: “Nos obligan a tener que recurrir a la justicia”.

“La letra chica del acuerdo tiene que ver con evaluaciones a los trabajadores. Según ellos, los que no han cobrado es porque no cumplen con los requisitos de los jefes“, confió.

“Hemos tenido la oportunidad de acceder al diálogo como pocas veces. Pero se mantienen en la posición de que esa información no la pueden dar”, explicó Bravo en diálogo con Radio Noba, y deslizó que van a presentar todas las cartas documento necesarias para obtener la información por escrito “y hacer lo que venimos haciendo que es realizar todas las denuncias correspondientes”.

“Seguimos de pie y estamos firmes hoy más que nunca, agradecemos a los que vienen bancando y se suman a nuestras filas porque saben que ATE es el único gremio que los defiende y que va a pelear por un salario digno”, cerró. 






Comentarios