El paro del 25 de septiembre y las obras en el microcentro complicaron la actividad, pero hay optimismo por un repunte. 


La Secretaría de Economía y Hacienda hizo efectivo este lunes el depósito de una suma de $10 mil para empleados municipales, un monto que se abona por única vez y que representa una compensación salarial en virtud de que el porcentual acordado en la paritaria de marzo quedó retrasado respecto de la inflación. 

El dinero que ya está acreditado para retirarse beneficia a unos mil trabajadores y excluye a funcionarios de gobierno y concejales.

La noticia del pago extra fue recibida con expectativa por los comerciantes locales dado que se vuelcan al circuito interno unos $10 millones que estarán destinados al consumo en tiempos de ventas planchadas. El paro del 25 de septiembre complicó lo que a priori era una de las jornadas más importantes para la ciudad por el flujo de turistas que llegan por el aniversario de la Virgen y también preocupan las obras en el microcentro.

“No aguantamos más. Estamos sacando plata de todos lados, pidiendo prestado para seguir vivos”, manifestó el dueño de una reconocida disquería a Vía San Nicolás. Además, sostuvo que “no nos oponemos a los trabajos, pero pedimos mayor celeridad porque la gente ya ni pasa por nuestros locales”. Lo cierto es que hace tres semanas elevaron una nota al intendente Manuel Passaglia en la que le solicitaron -entre otras cosas- créditos para poder sostenerse, todavía sin respuestas.

“Esperamos que haya leído la carta y que nos diga que nos va a atender”, confió, aunque las esperanzas se desvanecen después de casi un mes.






Comentarios