Lo adelantó el juez Anselmo González tras haberse revocado el pedido de sobreseimiento de la defensa. Está imputada por homicidio calificado. 


Cuando todo apuntaba a que la oficial de Policía Local Brenda Gasparriimputada por el asesinato de Mauro Garfagnoli– iba a quedar en libertad, un revés en la causa hizo que la Justicia efectivizara el pedido de prisión preventiva de Fiscalía y ahora su situación procesal se definirá en un juicio por jurados.

Los testimonios del caso van a ser apreciados por los jueces que terminen decidiendo la suerte de la imputada sobre su inocencia o culpabilidad. Estos testimonios, así como está la calificación actual, no pueden ser incorporados por lectura al juicio sino que deberán desarrollarse durante el mismo. Y será para este caso un juicio por jurados”, confirmó el juez Anselmo González.

En su fallo, negó el pedido de sobreseimiento que había realizado la defensa pese a haberse incorporado nuevos elementos a la causa. “La fiscal se fundamentó en la calificación legal, sobre todo en la magnitud de la pena en expectativa que está previsto para este delito. Se trata de un homicidio calificado y la pena es la prisión perpetua”, puntualizó.

Por su parte, Julián Domínguez, abogado de Gasparri, sostuvo que obró en legítima defensa, algo que desestimó el magistrado: “Para que se dé la legítima defensa, el Código exige una agresión ilegitima y una utilización racional de los medios para repeler esa agresión. Esto tampoco se encuentra acreditado, máxime si tenemos en cuenta que la víctima no estaba armada”.

Tras los puntos de contacto con el caso del policía Luis Chocobar, el debate también quedó instalado en las redes sociales con detractores y defensores.




Comentarios