Ingratitud: robó en la iglesia de San Luis que una vez le dio asilo

Robó en una iglesia que le había dado asilo cuando estaba en situación de calle
Robó en una iglesia que le había dado asilo cuando estaba en situación de calle Foto: Policía de San Luis

Tiene 19 años y sustrajo ventiladores, cortinas, una valija y cien metros de cable en la parroquia que una vez lo sacó de la calle. La Policía lo sorprendió infraganti.

Este miércoles por la madrugada, la División de Respuesta Inmediata Motorizada (DRIM) sorprendió y detuvo a un delincuente de 19 años que se encontraba robando en una parroquia de la ciudad de San Luis que le había dado asilo tiempo atrás.

El delincuente, identificado como Lucio Rafael Lucero, fue atrapado cuando intentaba escapar saltando la medianera de la Iglesia de la Medalla Milagrosa, ubicada en Av. Sarmiento 2293.

Tras ser atrapado, Lucero fue trasladado a la Comisaría 2°, donde permanece detenido bajo los cargos de “Hurto agravado por escalamiento”.

Ingratitud: el ladrón entró a la iglesia con las llaves que el párroco le había confiado

“Por declaraciones del demorado, ingresó a la parroquia utilizando copias de las llaves que obtuvo en una ocasión en que se quedó a dormir allí, recibiendo ayuda social por parte del párroco, dado que estaba en situación de calle”, informaron desde la Policía.

La crónica del robo a la iglesia de la ciudad de San Luis

Una fuente policial indicó que alrededor de las 4.20 horas, efectivos recibieron una alerta del Centro de Atención de Operaciones.

Esta indicaba que en la parroquia había un delincuente sustrayendo bienes. Afortunadamente, los agentes estaban cerca del lugar, solamente les tomó unos minutos llegar y la rapidez de su respuesta les permitió sorprender infraganti al ladrón.

Los agentes ingresaron con sus motos a un descampado lindero al templo y allí divisaron al sospechoso, que trataba de bajar por la medianera.

El joven de 19 años fue detenido tras intentar robar en la iglesia que le había dado asilo.
El joven de 19 años fue detenido tras intentar robar en la iglesia que le había dado asilo. Foto: Archivos

Al ver a los policías, el delincuente arrojó una valija y dos ventiladores y volvió a entrar en el predio del templo. En ese momento, los agentes comenzaron a escuchar gritos de auxilio: era el párroco de la iglesia, Pablo Rafael Boffa, quien advertía la presencia del delincuente en la iglesia.

Boffa autorizó a los policías a ingresar al templo y, así, estos lograron arrestar a Lucero. En su intento de escapar, este había corrido hacia el garaje y se había escondido debajo de un vehículo.

Una vez que lograron reducirlo y colocarle las esposas, aguardaron hasta que llegó personal de la Comisaría 2°, dependencia que tiene jurisdicción en esa zona, y lo trasladó.

Los efectivos, además de aprehender a Lucero, incautaron dos ventiladores, una valija con más de 100 metros de cable trifásico y tres cortinas blancas, que eran los elementos que Lucero pretendía sustraer de la iglesia.

Temas Relacionados