Los encontraron en un cesto de basura del barrio 828 de la ciudad puntana de Villa Mercedes. Algunas imágenes tienen contenido explícito y pueden herir susceptibilidades.


Un grupo de vecinos de la ciudad sanluiseña de Villa Mercedes encontró en un cesto de basura de la plaza del barrio 828, durante la tarde-noche del lunes, gatos muertos. Creen que fueron víctimas de una práctica de perros de caza.

La propietaria de uno de los felinos contó a El Diario de la República que su mascota estaba muy herida, con muchas mordeduras de perros, por lo que sospechan que los utilizaron como cebo de cacería. 

La Policía aseguró que es la primera vez que sucede algo así en esa zona y recomendó a los damnificados hacer la denuncia para que se pueda investigar.

Luciana Castiglioni, la dueña de ‘Violeta’, una de las gatas asesinadas, expresó con dolor: “Me llama muchísimo la atención lo que pasó porque por acá no hay perros que puedan llegar a hacer este tipo de cosas, la mayoría son de tamaño chico o los grandes están adentro” y luego recordó que ella la había rescatado de la calle y tenía un año y medio; nunca se iba más allá de la galería de su casa. “Tengo otro gato más, que ahora no lo dejo salir porque tengo miedo a que también me lo maten”, remarcó.

La mujer recordó que el lunes estuvieron buscando a su gatita por todo el barrio y cuando les llegó la noticia del hallazgo fueron a reconocerla. “Nos quedó la duda de que además del otro gatito que estaba tirado, haya habido más adentro de una bolsa, pero no nos animamos a revisar”, lamentó y contó que “un vecino vio que a la madrugada había varios perros grandes que llevaban arrastrando algo para la plaza, pero no observó si había gente. Igualmente, por la forma en que los mataron y al ser varios, creemos que fueron animales entrenados para cazar y que no son de este lugar”, afirmó la mujer, quien adelantó que hará la denuncia.

Por su parte, el oficial principal Cesar Chacón, a cargo de la Comisaría 12ª, se sorprendió por lo sucedido y recomendó a los vecinos que hagan la denuncia en la dependencia policial o en la Justicia para poder llevar adelante la averiguación de datos.

“Es extraño lo que pasó porque es un barrio que cuidan mucho a los animales y está a la vista, ya que siempre la gente está con sus mascotas en la calle. Si no recibimos una denuncia no podemos averiguar lo que sucedió”, afirmó el oficial y recordó que sobre la calle Teniente Turrado hay una cámara de seguridad que puede haber capturado quien puso a los gatos en el cesto de basura.

La plaza del barrio villamercedino es muy concurrida por familias y personas de todas las edad que disfrutan del espacio verde. 

Otra de las sospechas es que los animales hayan sido envenenados porque a algunos a simple vista no se le notaban las heridas, se veían limpios y uno poseía un collar.

Al igual que Chacón, el juez en lo Correccional y Contravencional, Santiago Ortiz, admitió que si no hay denuncia no pueden investigar. “Sin este paso inicial no podemos tomar conocimiento del caso”, afirmó el magistrado.






Comentarios