A pesar del hermetismo trascendió el video de las cámaras de seguridad del local, ubicado en el shopping de la capital puntana. Hay un detenido.


El domingo cuatro delincuentes asaltaron a punta de pistola el local de Burger King, ubicado en San Luis Shopping Center, de la capital puntana. Insólitamente recién este jueves se dio a conocer a los medios de comunicación el lamentable hecho de inseguridad, que demostró que la ola de robos que viven los sanluiseños, no cesa.

La Policía de San Luis manejó con gran hermetismo el horrible momento que vivieron los empleados del local de comida rápida, cuando a las 2:35 fueron sorprendidos por los malvivientes que irrumpieron violentamente en el lugar.

En las imágenes se ve cómo al comienzo uno de los ladrones lo amenaza a punta de pistola haciéndolo poner de rodillas mientras otro se dedica a buscar el botín y el tercero hace de “campana”.

El empleado, con súplicas mediante, abrió un gabinete con el cual lograron acceder al dinero que había. Sin conformarse con eso, además se llevaron pertenencias personales de los trabajadores.

El Chorrillero intentó acceder a más información pero tanto desde la gerencia del shopping como desde la Policía no quisieron brindarle datos.

Por otro lado, El Diario de la República informó que la Policía tras analizar las cámaras de seguridad, hizo cuatro allanamientos simultáneos en dos barrios del sur de la ciudad y detuvieron a un sospechoso.

Burger King en San Luis

El comisario mayor Fabricio Portela, jefe de la Policía de San Luís, evitó dar demasiados detalles y aseguró que la investigación está en curso y divulgar cierta información podría entorpecer futuras medidas. “Queremos manifestar que la Policía de la Provincia está poniendo todos los recursos humanos y tecnológicos habidos y por haber para esclarecer éste y todos los hechos de inseguridad que se suscitan a diario”, justificó el funcionario de la fuerza.

Los malvivientes estaban armados e ingresaron por una puerta de servicio que los empleados del patio de comidas del shopping utilizan para sacar residuos a la calle una vez concluida la jornada laboral.

La causa está caratulada como “robo calificado en poblado y en banda” y está en manos de la División Investigaciones, a cargo del comisario inspector Javier Miranda.

Los datos que su personal recabó en tres días fueron suficientes para que el juez Penal 1, Marcos Flores Leyes, autorizara cuatro allanamientos en viviendas de los barrios San Luis XV y 544 Viviendas, donde secuestraron “algunos elementos de interés para la investigación”, deslizó un informante.

“El detenido fue puesto a disposición del juez Flores Leyes, quien determinará los pasos a seguir. Los operativos referentes a la investigación continúan bajo su directiva, por eso no vamos a dar mayores detalles”, se excusó Portela.

En consonancia, el jefe de Investigaciones pidió extremar los recaudos del caso para lograr la detención de los otros sospechosos.

Ninguna fuente quiso confirmar el monto que se llevaron los asaltantes y tampoco detalles del hecho, aunque comentaron que algunos empleados fueron maltratados y forcejeados, afortunadamente no hubo heridos.






Comentarios