En los últimos dos meses no dejaron de aparecer montañas de resíduos en baldíos, esquinas y desagues.


Ni la cuarentena logró terminar con un problema constante en Villa Mercedes. A pesar que los vecinos tuvieron restringida la circulación durante los últimos dos meses, la formación de microbasurales no disminuyó y los montículos de residuos continúan apareciendo en las esquinas, en baldíos y en las orillas de canales.

Daniel Desotti, subsecretario de Servicios Públicos de la Comuna, explicó que la gente sigue tirando basura en varios puntos de la ciudad y tienen que estar permanentemente limpiando.

Además, el funcionario municipal también agregó que incluso han vuelto a encontrar desechos en lugares que ya creían haber limpiado definitivamente.

En el municipio creen que los infractores salen durante las noches a tirar basura en los espacios verdes mas cercanos a sus viviendas, y que contratan a las motocargas, aún cuando no están habilitadas para trabajar durante la cuarentena. 




Comentarios