Mediante un juicio abreviado del sistema de Flagrancia, el último miércoles un sanjuanino fue condenado a un año de prisión de cumplimiento en suspenso más reglas de conducta por el delito de abuso sexual simple. De esta manera, el sujeto no irá a prisión.

//Mirá también: Aseguran que ya hay familias dispuestas a adoptar a las dos adolescentes sanjuaninas

Según publicó Diario de Cuyo citando fuentes judiciales, el hecho del abuso se produjo el pasado sábado 12 de junio por la tarde. Ese día, dos hermanas de 8 y 15 años fueron a visitar a sus amigas en una casa del departamento Angaco.

En ese lugar, la joven de 15 años fue manoseada en la cola por el imputado Juan Pablo Ferreyra. Según relataron, la chica estaba sentada en una silla junto a su hermana y amigas viendo televisión, mientras que el abusador estaba sentado frente a la niña en la mesa del comedor junto a su pareja y a dos amigos ingiriendo bebidas alcohólicas.

//Mirá también: Quién era Florencia Ledesma, la joven asesinada por una jauría en San Juan

Allí fue cuando Ferreyra se levantó de la mesa, se acercó a la víctima y le manoseó la cola por encima de la calza que vestía. Ante esto, las dos hermanas salieron del lugar y tras la investigación, el sujeto fue condenado pero zafó de ir preso.