El último viernes se dio a conocer la convocatoria a la población general para adoptar a dos niñas sanjuaninas con discapacidad. En ese marco, desde el Registro Único de Adopción indicaron que durante el primer día hábil del llamado hubo récord de interesados. Damián Castro Luffi, director de esta área que depende del Poder Judicial, sostuvo que hubo alrededor de veinte llamados y correos electrónicos y de ese total, ocho personas se inscribieron formalmente para postularse a la adopción.

//Mirá también: Una embarazada de 24 años murió por coronavirus luego de dar a luz prematuramente

Todo esto ocurrió luego de que la Justicia de Familia activara el mecanismo que representa la última instancia para que niños sin familia puedan ser adoptados luego de que no se presentaran candidatos en el registro existente. De esta manera, dos Juzgados de Familia iniciaron la Convocatoria Pública Adoptiva. Las dos niñas en cuestión son, una nena de 7 años, que presenta alteraciones en su postura y en su tono muscular, actualmente bajo tratamiento, y otra menor de 15 que padece discapacidad motriz y dificultad en el lenguaje. Ambas están en hogares del Estado a la espera de encontrar una familia.

Según publicó Tiempo de San Juan sobre la convocatoria, Castro Luffi indicó: “Estamos muy contentos. Pensábamos tener cuatro postulantes como máximo, por la experiencia que manejamos y por cómo se presenta el contexto. Pero por fortuna fueron más”. Además, agregó: “Hubo aproximadamente 20 contactos, entre llamados y mails, y ocho personas quedaron registradas formalizando su intención. Esperamos que la tendencia se mantenga y que haya más gente interesada”.

Para el funcionario, una vez concretado el deseo de postularse por parte de los candidatos, comienza  el proceso de selección en la que participa un equipo interdisciplinario que lleva adelante una entrevista llamada “entrevista de despeje”. Allí, psicólogos, sociólogos y trabajadores sociales se conocen e interactúan con los adultos que están postulados para adoptar.

//Mirá también: La historia de vida del “Payito” que nadie conocía, contada por primera vez

Allí, en lo que es el primer intercambio, los interesados en adoptar reciben información del menor y los profesionales pueden elaborar un perfil de los candidatos, lo que resulta un paso vital ya que a partir de esa primera impresión es que los especialistas elevan un informe al juez que interviene. Acto seguido, el magistrado debe decidir si se avanza o no con el entrevistado. Luego, comenzaría el proceso de vinculación entre los adultos y el menor, si es que el juez aprueba la candidatura. Todo esto bajo el seguimiento de los profesionales hasta que el magistrado emita una resolución favorable para la adopción.