El edificio 25 de Mayo del Palacio de Tribunales de San Juan es protagonista de una remodelación histórica. Es que con la puesta en marcha del sistema acusatorio, empezaron las modificaciones y allí se lleva adelante una de las más importantes desde su inauguración en 1952. Si bien la sede ya había sufrido la mudanza de cinco juzgados civiles, el archivo y la biblioteca, desde el próximo febrero se usará solamente por el fuero penal.

Según publicó Diario de Cuyo, la presidente de la Corte, Adriana García Nieto, remarcó el trabajo de los tres poderes para generar un sistema que dé respuestas más rápidas en el ámbito penal. En relación a las remodelaciones, García Nieto indicó que “son parte de una planificación, que arrancó en febrero de 2020, para liberar lugares e iniciar la refuncionalización, que es la más importante en la historia del inmueble, a los fines de darle al acusatorio la infraestructura que necesita”.

Javier Vera, secretario Administrativo de la Corte, sostuvo que la empresa PM Construcciones fue la que ganó la licitación pública para hacerse cargo de las obras por 34 millones de pesos. El jefe del Departamento de Desarrollo de la Dirección de Servicios Generales, Daniel Suárez, afirmó que los trabajos consisten en la demolición y recambio de la tabiquería existente por una nueva y también la instalación eléctrica y de datos.

Otro de los cambios importantes tiene que ver con que ahora la investigación de los delitos estará en manos de los fiscales, por lo que el clásico expediente escrito se verá reducido. La idea es que el gran cambio se manifieste en la cantidad de salas de audiencias, que pasarán de tres a nueve y estarán ubicadas en el subsuelo. Allí no solo se harán los juicios tradicionales sino que también se llevarán a cabo las audiencias de las distintas fases del nuevo proceso. La biblioteca, por su parte, se trasladó al edificio del Instituto Cervantes, mientras que el archivo se mudó al Anexo Jujuy, lugar que alberga a los juzgados y a la Cámara Civil, al Contencioso Administrativo y a la Cámara Laboral.

Entre los cambios que se efectuarán, el Colegio de Jueces pasará a ubicarse en el lugar de la planta baja que ocupaban los recintos para juicios de la Sala II y III de la Cámara Penal. Como los juzgados civiles del primer piso se mudan, se libera un ala que va a ser ocupada por la Unidad Fiscal de Investigación Genérica, que tendrá las causas de asesinatos, homicidios culposos y delitos contra la administración pública.

En relación a la otra ala, quedarán el Segundo y Tercer Juzgado Correcional y el Tercero y el Quinto de Instrucción, más la Unidad Conclusiva de Causas para la resolución de los casos del viejo sistema.