El fortísimo sismo que sorprendió a propios y extraños durante la medianoche del pasado lunes en San Juan se vivió en vivo y en directo por la pantalla de Telesol, una de las señales televisivas de la provincia. En el preciso instante en el que el suelo comenzó a moverse, en el programa BNBD se estaban transmitiendo las imágenes de la visita del ministro de Educación, Nicolás Trotta, a la provincia.

“Uy está temblando y es muy fuerte. Ay por dios, ay.”, se escucha al aire que exclama una de las periodistas del programa. Acto seguido, el audio se cortó y mientras las cámaras enfocaban el movimiento de las luces, el audio vuelve y sólo quedaban dos periodistas en cámara. Allí, sentado y con mucha tranquilidad, se lo escuchó a Cristian Flores pidiéndole tranquilidad a la gente y también a sus compañeros.

“No se enloquezcan, no se vuelvan locos si llamás por teléfono y no te podés comunicar. Probablemente en este momento mismo todo el mundo está intentado comunicarse con un familiar para saber cómo está. Vamos a comunicarnos en breve con Defensa Civil, con la Policía de San Juan para conocer a ciencia cierta qué es lo que está pasando, cómo se ha dado”, sostuvo Flores con mucho aplomo, y luego agregó: “Sigue temblando”.

Como el sismo continuaba, el audio volvió a cortarse mientras las cámaras lo enfocaban a Flores gesticulando. Él seguía hablando. En el estudio no hubo inconvenientes, de hecho, continuaron trabajando y saliendo al aire. Rápidamente, la periodista que acompañaba a Flores indicó que con seguridad el sismo había sido por encima de los 6 puntos. Apenas habían pasado no más de dos minutos desde que había comenzado el siniestro.

La copa de agua que tenían los periodistas en su escritorio les mojó todo. Hicieron referencia a tener calma y esperaron al aire los resultados preliminares del Instituto Nacional de Prevención Sísmica, que estuvieron en breves minutos. Los televidentes no tardaron en empezar a mandar mensajes para conocer los primeros datos del terremoto, que desde un primer momento se supo que no había sido para nada común.

Apenas cinco minutos después del sismo, los primeros datos preliminares estuvieron disponibles e indicaron que había sido de 6.8 con epicentro cercano a Media Agua, en el departamento Sarmiento. Poco a poco, volvió la calma al estudio de Telesol.