Detienen a una mujer policía por extorsionar con fotos íntimas a su amante

A la mujer que quedó tras las rejas le quitaron el arma reglamentaria y le iniciaron el sumario administrativo.
A la mujer que quedó tras las rejas le quitaron el arma reglamentaria y le iniciaron el sumario administrativo.

Además, la sanjuanina fue suspendida de la Fuerza.

En las últimas horas, una mujer policía sanjuanina fue detenida tras ser acusada por su amante por agresiones y extorsión. Ante esto, las autoridades de la Fuerza la suspendieron y también le quitaron el arma reglamentaria como medida preventiva. Desde la Subsecretaría de Control de Gestión advirtieron que se le inició el sumario administrativo correspondiente.

La mujer fue identificada como María Beatriz Martínez. Cumplía funciones como cabo en el CISEM y fue denunciada por un hombre de oficio camionero con el que mantenía una relación afectiva, a pesar de que es una persona casada. El hombre, denunció a Martínez en la UFI CAVIG el 25 de enero pasado, mientras que al día siguiente la acusó en Control de Gestión.

Así, el 27 de enero, la uniformada de 40 años de edad quedó detenida y fue trasladada a los calabozos de la Comisaría 28va y se mantiene a disposición de la Justicia. Además, la mujer fue separada del cargo en la Policía y como medida preventiva la obligaron a entregar la pistola 9 milímetros que utilizaba.

Según trascendió en los medios locales, la mujer policía estaba divorciada y comenzó a hostigar a su ex pareja luego de que terminaran su vínculo. Además de amenazarlo de muerte con el arma de fuego que tenía en su poder, también lo habría intentado atropellar con su moto. Esta situación fue denunciada por el hombre, quien también la acusó de enviarle fotos íntimas en las que aparecían los dos a su esposa.

Desde Control de Gestión indicaron que ya se designó el instructor que hará la investigación interna. Esto tendrá legitimidad cuando desde la Asesoría Letrada de la Secretaría de Seguridad den el visto bueno. Una vez que esto ocurra, empezará la investigación del sumario que ya comenzó. Entre las distintas posibilidades que se barajan, el peor castigo que sufriría la mujer sería la exoneración de la fuerza por parte de los jefes, quienes ya la suspendieron.

Temas Relacionados