A casi tres meses del brutal crimen de Yoselí Rodríguez, Juan Carlos “Pelado” Rodríguez fue hallado culpable. El sujeto, quien solicitó acceder a un juicio abreviado este martes en Tribunales, fue condenado a prisión perpetua por violar y asesinar de 11 puñaladas a la pequeña de 10 años. El brutal femicidio ocurrió para Año Nuevo, en la localidad de Media Agua, a 56 kilómetros de la ciudad sanjuanina.

“El relato estremece hasta las entrañas. Después del festejo (de fin de año), la menor se fue a dormir a casa de su tía, ubicada en el mismo predio de su vivienda. Momentos más tarde, el primo -haciendo referencia a Rodríguez- ingresó a la vivienda de su mamá, donde dormía la menor, aprovechó esa situación y con grave desprecio al género la sacó del lugar para llevarla 80 metros al Este hasta un descampado. Allí la accede vaginal y analmente y la apuñala 11 veces en cuello y rostro. Después la arrastra 5 metros al Sudeste, la deja semidescubierta, esconde el cuchillo y huye”, relató el fiscal coordinador de la UFI Delitos Especiales, Iván Grassi.

En la causa fue clave el testimonio de los testigos. El fiscal agregó que “alcoholizado, a las 6 se fue a la casa de la mamá. Lo vieron llegar con manchas de sangre y dijo ‘me la mande’”. Y agregó: “Una mujer lo vio a las 7, y dijo que se metió al canal con sangre en las manos. También lo observó regresar del descampado un hermano, quien dijo que estaba descalzo, con tierra y sangre. A él, el imputado le aseguró que se había agarrado a pelear. Estaba muy nervioso”.

Rodríguez ahora cumplirá la pena en el Servicio Penitenciario de Chimbas, a donde fue trasladado este mismo martes. El sujeto fue condenado por el delito de abuso sexual con acceso carnal con homicidio triplemente agravado, por alevosía, criminis causa y violencia de género.