Juan Carlos “Pelado” Rodríguez, de 24 años, acusado del femicidio de Yoselí Ailén Rodríguez Pereyra, compareció hoy ante el juez en la audiencia de formalización en Tribunales, quien dispuso un año de prisión preventiva por lo que será trasladado al penal de Chimbas donde esperará el juicio por el caso que conmocionó a la provincia y al país.

El hombre es el único sospechoso de haber violado y matado de 11 puñaladas en el rostro y el cuello a Yoselí Rodríguez Pereyra, su prima de 10 años, el pasado 1 de enero en la localidad de Media Agua del departamento de Sarmiento.

El magistrado dispuso un plazo de un año para la investigación del caso y que mientras tanto, Rodríguez, sea alojado en el Servicio Penitenciario con prisión preventiva ante el peligro de fuga.

Segundos antes de que comenzara la audiencia el acusado del asesinato ingresó a la sala y cuando se puso frente a frente con el juez de Garantías y los Fiscales comenzó a temblar visiblemente, hasta que el magistrado pidió a los periodistas y camarógrafos que se retiraran de la sala por cuestiones sanitarias, según publicó El Tiempo de San Juan.

El hombre, que se negó a declarar, estaba alojado en la Central de Policía y llegó a Tribunales acompañado de su abogado defensor oficial Hugo Trigo.

Trigo había pedido la prisión domiciliaria aen la casa del padre del acusado, sin embargo el Juez le denegó la solicitud y no se la otorgó.

Durante la audicencia el Iván Grassi, fiscal coordinador de la UFI Delitos Especiales, brindó detalles sobre la investigación del hecho. Manifestó que la menor fue abusada sexualmente, asesinada con 11 puñaladas realizadas con un cuchillo en la zona del cuello y el rostro y que luego su cuerpo fue abandonado en el descampado donde fue atacada.

Como prueba para la instrucción del caso, Grassi mencionó que el médico psiquiatra que revisó al imputado, Dr. Alfredo Venturini, constató que se trata de una persona que comprende la criminalidad de sus actos, por lo que puede ser sometida al proceso judicial correspondiente sin reparación alguna.

También se refirió al relato de la gran cantidad de testigos que vieron a Rodríguez con manchas de sangre y tierra y que incluso le oyeron decir: “Me la mandé”, luego de que el cuerpo de la niña fuera encontrado el sábado pasado.

La Fiscalía adelantó que pidió una carátula por homicidio triplemente agravado por alevosía, criminis causa y femicidio. En caso de ser encontrado culpable el joven de 24 años podría recibir una condena de prisión perpetua.