Fue en Balde de Leyes, Caucete. Lo bautizaron Ingentia Prima.


Un fósil que encontraron en San Juan adelanta en 300 millones de años el origen del gigantismo de los dinosaurios en la tierra. Investigadores de la Universidad Nacional de San Juan presentaron a “Ingentia Prima”, el dinosaurio más antiguo hallado hasta el momento. El fósil es casi tres veces más grande que sus pares del Triásico, con un peso de hasta 10 toneladas y 8 a 10 metros de largo.

El descubrimiento se produjo en 2015 en el yacimiento de Balde de Leyes, en Caucete. Fue Cecilia Apaldetti, investigadora del Museo de Ciencias Naturales (IMCN-UNSJ), quien desenterró el fósil en un lapso de siete días. Luego, en conjunto con Ricardo Martínez, jefe de la División de Paleontología de Vertebrados del museo, lo trasladaron a un laboratorio para que sea estudiado. Sin dudas este hallazgo paleontológico revoluciona la historia de los dinosaurios gigantes en todo el mundo.

Ingentia y otra especie de Sudáfrica forman parte de una nueva familia de dinosaurios a la que se llama “Lessemsauridae”.

Ingentia Prima” habitó el planeta hace más de 200 millones de años. “Antes de este descubrimiento se consideraba que el gigantismo había surgido durante el período Jurásico, hace unos 180 millones de años aproximadamente, pero Ingentia prima vivió a fines del Triásico, entre los 210 y 205 millones de años atrás”, señaló Apaldetti a Diario de Cuyo.

San Juan es una provincia conocida por ser tierra de dinosaurios. En el Parque Nacional Ischigualasto, Valle Fértil, encontraron aproximadamente 25 géneros de animales entre los que se encuentran los fósiles más antiguos. En 2013, por ejemplo, hallaron una especie de roedor que vivió antes de los dinosaurios. Ahora, en Balde de Leyes, a unos 160 kilómetros de la ciudad, se produjo otro descubrimiento que potencia la historia de la provincia y los dinos. A este último lugar ya lo bautizaron como el “nuevo Ischigualasto”.




Comentarios