Los dos transportistas santafecinos entraron por El Encón. Los descubrieron y ahora enfrentan cargos en la Justicia.


Pasan los días y cada vez más gente intenta burlar los controles en los límites de San Juan para ingresar ilegalmente a la provincia. Justamente el 29 de julio se produjo otro caso que hasta ahora no tenía antecedentes. Dos camioneros santafecinos ingresaron a San Juan a través del control de El Encón, desde allí se dirigieron a una empresa calera ubicada en Los Berros, Sarmiento. Grande fue la sorpresa del encargado de la firma cuando les pidió los certificados de los hisopados, requisito clave para que los transportistas puedan circular. Ante la solicitud, los camioneros le presentaron documentación trucha. El encargado de la calera los denunció y ahora los dos choferes deberán enfrentar la Justicia.

El encargado de la calera se dio cuenta de la falsificación porque el certificado tenía la fecha sobre marcada, reemplazando la fecha verdadera del último hisopado, que se había realizado el 20 de julio y no el 26 como quería demostrar el transportista Franco Fargnoli. Al poco tiempo, otro transportista santafecino, Matías Dolce, presentó un certificado vencido. Estos documentos tienen una vigencia de una semana y Dolce se había realizado el último hisopado en el mes de junio.

Ambos fueron trasladados a hoteles para que realicen la cuarentena. Durante 14 días y con gastos corriendo por su cuenta, deberán aguardan en San Juan no sólo los resultados de los hisopados sino también la sanción que la Justicia les aplicará por las faltas cometidas.

Los camioneros que ingresan a San Juan deben realizarse hisopados, los mismos son gratuitos y los hace personal de Salud Pública. Además, si quieren descansar, deben hacerlo en el Estadio del Bicentenario, único lugar habilitado para tal fin. En donde los transportistas hacen las descargas, les piden estos certificados de hisopados. En caso de no tenerlos, deben ser denunciados.

Además del caso de los camioneros, en el día 29 de julio se detectó a una pareja de jóvenes que ingresó caminando desde Mendoza a San Juan. El joven dijo que tenía que entrar porque debía empezar las prácticas en la Policía. A este caso se le suma el de otro joven que cruzó en bicicleta desde Mendoza a San Juan por el camino de Uspallata. Todos serán juzgados por flagrancia. 




Comentarios