Pasó en San Juan. El comerciante no terminó baleado de milagro.


Escalofriantes. Así son las imágenes que publicó Tiempo de San Juan del enfrentamiento entre un comerciante sanjuanino y dos delincuentes. El hombre, un ex obrero minero, corrió con un cuchillo de acero de 27 centímetros a los ladrones cuando intentaban robarle toda la recaudación del sábado pasado. En esos minutos, los malhechores le dispararon y de milagro el propietario del almacén no termino herido.

Todo ocurrió pasadas las 14 horas en el interior del barrio Alameda II, en el departamento Rawson. Dos sujetos, con el rostro tapado y a punta de arma, ingresaron a la carnicería amedrentando y con la mochila abierta con la intención de guardar allí el botín. Sin embargo escaparon aterrorizados cuando el dueño agarró un inmenso cuchillo y los persiguió.

“Fueron segundos. Primero me apuntaron a mí, pero cuando giraron para irse contra mi cuñado que estaba en la verdulería atendiendo, me les fui encima con el cuchillo. Fue la bronca del momento y la vez la impotencia. Porque uno está trabajando y vienen estos tipos a quererte robar lo poco que uno gana”, contó el damnificado.

Los delincuentes escaparon a toda velocidad en auto, asustados y sorprendidos por la reacción del comerciante. Según contó la víctima, quien prefirió no ser identificada, uno de los malvivientes le gatilló dos veces, pero sólo en uno de los intentos salió el disparo. El proyectil pasó a centímetros del hombre y terminó impactando en la pared de su negocio.

La Policía ahora investiga el caso para dar con los delincuentes. “Si salía el disparo la primera vez que me gatilló, seguro me pegaba. Pero no me arrepiento lo que hice. Defendí mi negocio, mi trabajo. A veces, los que trabajamos no podemos hacer nada. Y estas personas, así como entran, vuelven a salir”, sostuvo el almacenero.




Comentarios