Se trata de la mujer que violó los protocolos para visitar a su hermano infectado, se contagió y siguió deambulando.


La situación de la médica sanjuanina que contrajo coronavirus tras estar en contacto con su hermano es cada vez más complicada, publicó Diario de Cuyo. Después de ser denunciada penalmente por el Gobierno provincial, ahora se analiza cobrarle los gastos que se generaron por su presunto accionar negligente. Uno de ellos es el dinero que abona hoy el Estado por el alojamiento en hoteles de todas las personas con las que estuvo en contacto en los últimos días.

El caso de la profesional es todo un escándalo en San Juan. La noticia trascendió el 18 de mayo cuando la mujer dio positivo de Covid-19 y quedó inmediatamente internada en el Hospital Guillermo Rawson. Lo polémico es que se contagió tras visitar a su hermano, el transportista que llegó de Buenos Aires con coronavirus y se suponía que estaba totalmente aislado. Pero eso no fue todo. Pese al contacto la mujer siguió con su vida profesional y personal, poniendo en riesgo a cientos de personas.

El hotel donde se hospedan las personas que estuvieron en contacto con la médica.

Por este accionar las autoridades sanitarias identificaron a todos los familiares y amigos con los que tuvo contacto estrecho y los aisló, ante un posible contagio, en hoteles carísimos. Son más de 30 personas las que están cumpliendo la cuarentena de 14 días, lo que significa un gasto de al menos 610 mil pesos para la Provincia. A partir de este importante desembolso no descartar a futuro recuperar el dinero a través de Fiscalía de Estado, tras iniciarle una demanda a la médica por repetición o por daños y perjuicios.

La paciente mientras tanto ya solicitó la eximición de prisión después de ser denunciada por la ministra de Salud, Alejandra Venerando. El fiscal Roberto Mallea y el juez Alberto Caballero son quienes investigan ahora la causa por la violación a las medidas sanitarias impuestas (artículo 205 del Código Penal) y por la supuesta propagación, de manera imprudente y negligente, de una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas (artículo 203), además de incumplimiento de los deberes de funcionario público.




Comentarios