El dinero estará destinado a la compra de insumos médicos, instalación de hospitales de campaña y ayudas sociales.


En medio de la crisis económica que desató la pandemia de coronavirus, el gobernador Sergio Uñac decidió buscar fondos en el mercado financiero. Mediante un proyecto que ya está en el Poder Legislativo, el máximo mandatario provincial pidió la habilitación para tomar deuda por $8.000 millones. En principio el objetivo es solventar gastos que demanda el sistema sanitario y también poder seguir brindando ayudas económicas a los más vulnerables.

De acuerdo a la publicación de Diario Huarpe, se llegó a esta medida para compensar la fuerte baja de recursos e ingresos que viene sufriendo la provincia por el parate que generó durante 52 días la emergencia sanitaria. Ahora esperan la autorización de la Cámara de Diputados, que es casi un hecho que dará su consentimiento.

El proyecto de ley tendrá dos alteraciones: emitir letras del tesoro para ser licitadas en el mercado de capitales o pedir un crédito en un banco o un organismo internacional. Ese dinero quieren destinarlo a la compra de insumos médicos, la instalación de hospitales de campaña ante una eventual propagación del coronavirus y la ampliación de ayudas sociales para los sectores más afectados por la pandemia. También buscan asistir al sector productivo.

Cabe destacar que este endeudamiento viene de la mano con una serie de ajustes que ordenó Uñac para tratar de bajar el nivel de gasto. Por ejemplo, cuando se desató la alerta sanitaria por el virus Covid-19 en el país, pidió la reducción del 30% del salario de toda la planta política e invitó al Poder Judicial a que hiciera lo mismo. Además recortó gastos en el Ministerio de Deportes y de Turismo y Cultura para destinar fondos a Seguridad y Salud.




Comentarios