En la localidad sanjuanina de Caucete, un hombre de 86 años que transitaba en bicicleta fue brutalmente atacado por dos ladrones. La víctima, Eligio Gómez, contó con un Diario de Cuyo que dos sujetos lo atacaron para robarle y no conformes con esto lo golpearon hasta bajarle dos dientes. La familia está preocupada. Dicen que es la cuarte vez que lo asaltan en apenas 2 años y temen que los hechos estén todos vinculados entre sí.
El robo ocurrió en la siesta del lunes pasado, antes de llegar a la calle Sargento Cabral. A pesar de los consejos de sus hijos, el hombre salió de su vivienda en plena cuarentena para visitar a parientes y amigos. Según su hijo Eduardo, es un hombre que no se queda quieto. Esa tarde el anciano tomó la bicicleta rosada de su mujer y se dirigió a la casa de parientes y conocidos. En el trayecto fue sorprendido por los motochorros, que lo tomaron de atrás y lo derribaron del rodado sin piedad.
Sin darle tiempo a algún tipo de reacción, los sujetos que cubrían sus rostros con una remera metieron sus manos en los bolsillos del pantalón y le sacaron unos $ 1.100. Ya en el suelo, después de que le quitaron el dinero y el teléfono, lo golpearon. "Él me dijo que cuando intentó levantar uno de los tipos se le acercó y le dio una trompada ... le bajó dos dientes, uno de arriba y otro de abajo. Un vecino se acercó después de avisarnos lo que le había pasado", contó su hijo.
Eligio se jubiló después de trabajar 36 años en una bodega. Vivió en varios lugares de Caucete y en todos siempre fue víctima de algún atraco. Cundo era casero de un chalet, por ejemplo, lo echaron porque entraron a robar cuando él no estaba. Después dos mujeres le robaron plata, un celular y una campera. La familia no descarta que el último hecho delictivo tenga que ver con alguna de las anteriores denuncias radicadas en la sección 9na.